¿Puede el ejercicio duro influir en los niveles de tsh?

TSH significa hormona estimulante de la tiroides. Esta hormona es producida por la glándula pituitaria, una pequeña glándula en la base del cerebro, y comienza un proceso complejo que regula la función endocrina a través del resto del cuerpo. Debido a su capacidad reguladora, TSH responderá a cualquier cambio que se produzca en el cuerpo, especialmente si son inducidos por el ejercicio.

Definiciones Preliminares

Los niveles de TSH son una medida de la cantidad de hormona estimulante de tiroides en su sangre. La TSH dice a la glándula tiroides – que está situada en el cuello – para sintetizar y liberar las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). Ambas hormonas influyen y controlan el metabolismo del cuerpo.

Función TSH

Cuando reciben una señal de la TSH, las células de la glándula tiroides absorben yodo y lo combinan con el aminoácido tirosina – un bloque de proteínas – para producir T3 y T4. Una glándula tiroides normal produce aproximadamente el 80 por ciento de T4 y el 20 por ciento de T3. Sin embargo, T3 posee aproximadamente cuatro veces la fuerza hormonal. Ambas hormonas son segregadas en la sangre, causando que los niveles de TSH caigan. De esta manera, la glándula tiroides es como un horno y la glándula pituitaria es como un termostato. Los niveles de TSH y T3 / T4 están siempre en equilibrio.

Ejercicio y niveles de TSH

Según un estudio publicado en la revista “Neuroendocrinology Letters” por investigadores de la Universidad de Gaziantep en Turquía, los ejercicios realizados en el umbral anaeróbico – que significa el 70 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima y el lactato producido en los músculos – causaron los aumentos más destacados En los niveles de TSH, T3 y T4. La tasa de T4 y TSH continuó aumentando hasta 90 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima, pero la tasa de T3 comenzó a caer más allá del umbral anaeróbico.

Efectos del ejercicio

La relación entre el ejercicio y el metabolismo está íntimamente conectada. Cuando sus niveles de actividad aumentan, su cuerpo también debe aumentar la frecuencia cardíaca y la conversión de oxígeno y calorías a una molécula conocida como ATP, el principal portador de energía de las células. Se cree que el aumento de la actividad tiroidea se asocia con una mayor eficiencia del trabajo mecánico realizado por los músculos que ejercen. Otros factores podrían jugar un papel, incluyendo la temperatura ambiental y el nivel de entrenamiento, según una investigación publicada en la revista “Neuroendocrinology Letters”. La evidencia también sugiere que si el gasto energético relacionado con el ejercicio excede la ingesta calórica, podría inducirse un estado T3 bajo.

Ritmo circadiano

El nivel de TSH sigue naturalmente el ritmo circadiano, el ciclo de aproximadamente 24 horas que gobierna los procesos bioquímicos, fisiológicos y de comportamiento en los organismos vivos. Un estudio publicado en el “American Journal of Physiology” encontró que la TSH aumenta a un nivel máximo por la noche. Sin embargo, el momento de sus entrenamientos puede alterar su ritmo de TSH. El ejercicio durante la noche puede retrasar el ritmo de TSH 1 o 2 horas, según un estudio separado publicado en el “American Journal of Physiology.