Presión en el pecho y falta de aire al esfuerzo

Hay muchas condiciones diferentes que causan dolor en el pecho. Cuando usted tiene dolor de pecho acompañado de falta de aliento, la razón puede ser una condición médica subyacente. Diferentes pistas pueden ayudar a su médico a determinar la causa de su dolor de pecho y falta de aire, como si experimenta los síntomas mientras descansa o con esfuerzo físico. Hay varias condiciones que comúnmente causan presión en el pecho y dificultad para respirar durante la actividad.

La angina de pecho es una causa común de malestar en el pecho y ocurre a menudo durante períodos de estrés o actividad física. Los síntomas ocurren cuando los vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al corazón se estrechan o bloquean, dando como resultado dolor en el pecho, dificultad para respirar, mareos, palpitaciones y náuseas. El dolor torácico suele sentirse detrás del esternón o ligeramente a la izquierda de él y puede irradiarse a la espalda, el brazo, la mandíbula o el hombro. A los pacientes diagnosticados con angina se les da a menudo un medicamento llamado nitroglicerina, que se coloca bajo la lengua durante un ataque de angina. La angina normalmente mejora con el reposo, la medicación y los cambios en el estilo de vida.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, o EPOC, es el nombre de dos afecciones respiratorias llamadas enfisema y bronquitis crónica, que pueden causar inflamación y daño a las vías respiratorias. La EPOC es la cuarta causa principal de muerte en los Estados Unidos y puede causar dolor de pecho, sibilancias, grandes cantidades de moco en las vías respiratorias y falta de aire, especialmente con el esfuerzo. La exposición a irritantes pulmonares, como el tabaquismo, los humos químicos y la contaminación del aire, pueden contribuir a la EPOC. No hay cura para la EPOC, pero los medicamentos y los tratamientos respiratorios pueden ayudar a los pacientes con EPOC a sentirse mejor y ser lo más activos posible.

El asma es un trastorno inflamatorio de las vías respiratorias que proporcionan oxígeno a los pulmones. Los síntomas de un ataque de asma incluyen sibilancias, dificultad para respirar, dolor en el pecho y tos. Durante un ataque, la cantidad de aire capaz de pasar a través de las vías respiratorias disminuye debido a la inflamación y la hinchazón. Los ataques son a menudo desencadenados por el polvo, la caspa de los animales, el polen y el humo. La actividad física, los cambios climáticos y las infecciones respiratorias también pueden causar ataques de asma. La aspirina y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos pueden causar ataques de asma en ciertos individuos. Los medicamentos inhalados y los esteroides recetados se utilizan para tratar los síntomas del asma. Busque atención médica de emergencia para ataques de asma severos que interfieran con la respiración.

Más de un millón de personas en los Estados Unidos tienen un ataque al corazón cada año. El síntoma más común de un ataque al corazón es el malestar en el pecho en el centro del pecho que se siente como presión, pesadez o dolor intenso. El dolor puede irradiar al brazo, cuello, espalda o estómago. También puede experimentar dificultad para respirar, náuseas, mareos y sudoración excesiva. La mayoría de los ataques cardíacos ocurren cuando un coágulo de sangre en la arteria coronaria bloquea el flujo de sangre y oxígeno al músculo cardíaco, a veces dando como resultado un daño permanente al corazón. Busque tratamiento de emergencia para un ataque cardíaco porque el tratamiento temprano puede prevenir el daño al corazón y salvar su vida.

Angina

EPOC

Asma

Ataque al corazón